¿Por qué un crucero todo incluido es la mejor forma de vacacionar?

Viajar en crucero

¿Te gusta viajar, y conocer en un solo recorrido varios destinos, y a la vez te gusta la comodidad, el lujo y ser atendido a cuerpo de rey?

¡Entonces un crucero todo incluido es ideal para ti!   

La serie de televisión “El Bote del Amor”  (1977 – 1986) despertó en muchos televidentes el interés y la curiosidad por los cruceros. Anteriormente la generalidad de las personas (entre ellas me incluyo yo) pensaban que los barcos se utilizaban sencillamente para trasladar pasajeros de un puerto a otro, y fue gracias a esta serie, que las personas se enteraron que en un crucero se pueden vivir diversas aventuras, desembarcar en lugares maravillosos, y ¿por qué  no? encontrar el amor de su vida.

Como muchos han descubierto, viajar en crucero puede hacerse adictivo. El hecho de que prácticamente todo está incluido con la compra de tu boleto (excepto los refrescos, bebidas alcohólicas, restaurantes de especialidades y algunas que otras cosas más) es un gran incentivo para muchas personas.

Un crucero satisface la fascinación que muchas personas tienen por el mar. En verdad es una increíble oportunidad para que te pongas en contacto con el océano por tantos días como desees. Muchos cruceros ofrecen además la oportunidad  de participar en excursiones organizadas por la línea de crucero (o por tu cuenta) para explorar el Caribe, Sur América, Alaska, los coloridos países de Europa, Asia, el Medio Oriente y muchas otras localidades.

Durante la travesía serás atendido como una celebridad, o como si pertenecieras a la realeza. No podrás cruzarte con un miembro de la tripulación sin recibir un cordial “buenos días Sr.” Lo agradable no es el saludo en sí, es ese sentimiento de que ese saludo viene del corazón.

¡Un crucero todo incluido es la forma más económica de viajar a todo lujo!

La majestuosidad del mar, los interesantes puertos de escala y el lujo y la comodidad se mezclan para hacer que viajar en barco sea memorable y divertido a la vez. El valor de un crucero reside en que ofrece tanto por tan poco. Si sumas uno a uno todo lo que está incluido en un crucero, te darás cuenta que pagando por separado todo esto, tendrías que pagar 4 o 5 veces lo que pagas por el pasaje.

Algunas personas erróneamente comparan el precio del boleto de un crucero con el costo del pasaje de avión y hotel en unas vacaciones convencionales en tierra. Pero se les olvida agregarle a este tipo de vacaciones los gastos de taxi, restaurantes, diversión y demás gastos que surgen en el camino.

Loading...

Incluso antes de que termine la travesía, ya estarás pensando en el próximo crucero que harás. Para la mayoría de las personas, un crucero no es algo que una vez que se ha hecho se marca como una meta cumplida y no se repite más. Un crucero es algo que se quiere repetir las veces que se pueda.

En un crucero tú decides el nivel de actividad a realizar. Puedes participar en un sinfín de actividades, como competir en los juegos en el área de la piscina, entrenarte en el gym, relajarte en el spa, o probar suerte en el casino.  Si te gusta adquirir nuevas habilidades, ten por seguro que habrá algo que llame tu atención a bordo, como aprender algunos pasos de baile, convertirte en maestro orfebre o recibir lecciones para darle relajantes masajes a tu pareja.

En un crucero puedes hacer amigos y compartir con gente de otras culturas, o puedes alejarte de todo y simplemente dedicar el tiempo de la travesía a redescubrirte…

viajar en crucero 

Puedes conocer nuevos amigos en la piscina, en los comedores o en las zonas públicas, o si quieres alejarte de todos y todas, puedes sumergirte en la lectura de tu libro favorito, mientras te bronceas en la zona “sólo para adultos” lejos del bullicio y el ajetreo.  

¿Cansado de manejar, hacer maletas, cocinar y perderte en las autopistas? ¡En un crucero todo incluido no te pasa eso!

Otro de los grandes beneficios de viajar en barco es que te olvidas de hacer reservaciones en hoteles, manejar, buscar puestos de estacionamiento, tener inconvenientes con el carro y ni hablar de las malas experiencias en restaurantes donde te cobran caro y la comida deja mucho que desear.

Además, en un crucero desempacas una sola vez, porque no necesitas empacar y desempacar mientras te desplazas de un sitio turístico a otro. Sumémosle a esto que cuando estás en un hotel o resort estás a merced del clima que haya en tus días de asueto. He escuchado tantas veces a amigos y familiares quejarse de que tuvieron mala suerte en sus vacaciones porque les llovió todos los días.

En un crucero te puedes encontrar con todo tipo de climas en los diferentes puertos donde el barco hace escala, y si hay muy mal tiempo en el puerto programado, el barco puede dirigirse hacia otro puerto donde el clima sea más favorable. En los días de navegación tienes todo el barco para explorarlo, bien sea que esté lloviendo o haya un sol radiante.

Así que no lo pienses más: ¡la mejor forma de sacarle el máximo provecho a tus vacaciones, es en un crucero todo incluido!

Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *