Crucero vs. Hotel Todo Incluido: ¿Cuál es la mejor opción?

crucero vs hotel todo incluido

¿Vacaciones en crucero o en un resort todo incluido?

Cuando se trata de darse unas merecidas vacaciones, donde tengas de todo, ¿Cuál es la mejor opción: un crucero o un resort con todo incluido?

En este artículo analizaremos lo que obtienes con cada opción, para que puedas determinar qué es lo que más te conviene para tus próximas vacaciones.

Los Cruceros

Los cruceros están de moda, cada vez más y más personas quieren disfrutar de esta forma de vacacionar que pasó de ser una actividad casi exclusiva de personas de la tercera edad, con alto poder adquisitivo, a convertirse en una industria multimillonaria que transporta unos 16 millones de pasajeros anualmente, cuyas edades rondan los 40-45 años.

Las ventajas de un crucero

Núm. 1 La principal ventaja de un crucero es que éste se mueve. Al tener la posibilidad de desplazarse puede cambiar su ruta de viaje si el clima no es favorable en el lugar de destino, como ocurre en la temporada de huracanes en el Caribe.  

Núm. 2 Conoces distintos lugares en un solo viaje. En una semana de vacaciones, puedes visitar varios destinos sin tener que hacer y deshacer maletas y sin tener que trasladarte por tu cuenta de un sitio a otro.

Núm. 3 Los cruceros te ofrecen  todo tipo de actividades a bordo. Los barcos modernos ofrecen parques acuáticos, minigolf, pantallas de cine, muros de escalar y atracciones locas como tirolinas, carritos chocones, simuladores de surf y paracaidismo, entre muchas otras diversiones.

Durante el día puedes disfrutar de catas de vino, clases de baile, programación educativa, juegos de trivia y muchas otras actividades. En las noches tienes shows al estilo Las Vegas, musicales a lo Broadway, comedias, actos de magia y una gran variedad de música en vivo y bailes. Realmente es difícil aburrirse en un crucero.

[ Lee también: ¿Cuál es el precio de las excursiones en tierra? ]

Núm. 4 En un crucero la oferta gastronómica es muy variada. En un barco tienes el comedor principal, el bufete y distintos tipos de restaurantes. Aunque los resorts también incluyen una variedad gastronómica, lo ofrecido por los cruceros es superior en cuanto a variedad y calidad.  

Núm. 5 La atención a bordo es excelente. En un crucero sientes que el personal se esmera por atenderte y hacerte sentir a gusto.  

Desventajas de un crucero

Núm. 1 Un crucero no siempre es “Todo Incluido”. Aunque los cruceros anuncian que con la compra de tu boleto viene todo incluido, en realidad no es así. Tu boleto  cubrirá alojamiento a bordo, comidas en algunos restaurantes, bebidas no alcohólicas selectas (generalmente jugo en el desayuno y té helado en el almuerzo), uso de la piscina, programas diurnos para niños y paradas en múltiples destinos.

Pero tendrás que pagar por los refrescos, las bebidas alcohólicas, los cafés especiales, las comidas en los restaurantes de especialidades, las propinas y algunas actividades a bordo.

Por si fuera poco tienes que pagar por disfrutar las excursiones en tierra, los tratamientos de spa, las clases de gimnasia, las fotos conmemorativas y los recuerdos de tu travesía. Los barcos de lujo, los de expedición y los fluviales tienden a tener más actividades no incluidas… a precios más altos.

[ Lee también: ¿Por qué un Crucero Todo Incluido es la mejor forma de vacacionar?  ]

Núm. 2 Las habitaciones de los barcos son reducidas. Salvo que te alojes en una suite o en un camarote especial, las cabinas tienen las dimensiones mínimas necesarias para albergar a sus ocupantes, ofreciendo poco espacio para algo más que guardar tus maletas.  

Núm. 3 En un barco te puedes marear. Así viajes en un barco de grandes dimensiones, como los megacruceros de Royal Caribbean, que cuentan con estabilizadores para reducir al máximo los movimientos del barco, en ciertas ocasiones puedes sentir el vaivén que producen las olas al chocar contra el casco del barco. Sin embargo, si vas preparado con estos consejos puedes reducir significativamente la sensación de mareo a bordo. 

[ Lee también: Cómo evitar el mareo en barco ]

Núm. 4 Te puedes sentir encerrado. Un barco es un espacio cerrado, con estrechos pasillos y techos bajos, y los únicos espacios abiertos son las áreas públicas del crucero.

Núm. 5 Las piscinas de un barco son pequeñas. A diferencia de las enormes piscinas de los resorts, las de un barco son reducidas y sencillas, y además están abarrotadas de gente en los días de navegación. 

Resort Todo Incluido

Un resort es un complejo hotelero diseñado para que sus huéspedes pasen todos sus días de vacaciones en sus instalaciones sin que tengan que salir a divertirse o a comer. Por lo general, los resorts se ubican junto al mar, ofreciendo piscinas, bar, gimnasio, playa privada, casino, por citar algunas opciones.

En un resort el huésped paga una tarifa fija que incluye todos los consumos que realice en sus instalaciones, esto es lo que se llama la modalidad de “Todo Incluido”. 

Las ventajas de los resorts todo incluido

Núm. 1 Los resorts por lo general si son todo incluido. En un hotel todo incluido tu pago incluirá comidas en todos los restaurantes, bebidas (refrescos, bebidas alcohólicas, café), acceso a la playa y piscina, actividades deportivas, clases de gimnasia, programación para niños y deportes acuáticos no motorizados como snorkel, kayak y bicicletas acuáticas.

Núm. 2 Las vacaciones en un resort son muy relajantes. Puedes pasar todo el día en la piscina si lo deseas, a veces incluso puedes ordenar tu comida y/o bebidas sin salir del agua.

Núm. 3 Tienes la playa a un paso. Puedes pasear en kayak o practicar esnórquel si lo deseas, y puedes darte un chapuzón en la playa siempre que quieras, en lugar de esperar que el barco atraque en algún puerto.

Núm. 4 Los resorts tienen más espacio que los cruceros. Las habitaciones estándar de un hotel son más grandes que las cabinas de los cruceros, y algunos resorts tienen bungalows o casitas sobre el agua para tener más privacidad.

Desventajas de los resorts todo incluido

Núm. 1 En un resort todo queda lejos. Es posible que tengas que caminar un largo trecho para llegar desde tu habitación a la playa y al restaurante si estás en un gran complejo hotelero.

Núm. 2 Poca variedad de espectáculos. Las actividades nocturnas tienden a centrarse más en la bebida y el baile que en los espectáculos, y la programación para niños no siempre es tan organizada como en los cruceros.

Núm. 3 Tus vacaciones están limitadas a los predios del resort. Probablemente sólo conocerás una sola zona de la isla, o posiblemente nunca abandones el hotel, excepto para comer en un resort de la misma cadena.

Núm. 4 No te puedes escapar del mal tiempo. En un hotel no tienes a dónde ir si un huracán se acerca a la isla, mientras que un crucero se puede alejar del mal tiempo y buscar otro destino más soleado.

Crucero vs. Resort Todo Incluido: ¿Cuál es más barato?

Vamos a hacer una comparativa entre un resort y un crucero para poder determinar en cual tipo de vacaciones gastarías más dinero.

Un crucero de una semana de duración para dos personas en cabina interior en una línea como Royal Caribbean te saldría por unos 1200 $, mientras que una estadía similar, en un resort 4 estrellas en el Caribe te vendría saliendo por unos 2500 por pareja. La diferencia es notable, ¿cierto?

Sin embargo, si comienzas a agregar paquetes de bebidas, cenas especiales y excursiones en tierra, el costo del crucero puede dispararse rápidamente.

Si comparamos con un crucero de lujo de una semana de duración que incluya bebidas y propinas, nos encontramos con que el precio del boleto se dispara a unos 4500 $ en cabina interior, y en un resort también de 5 estrellas el precio llega a unos 5500 $. 

Podemos decir que, en general, la tarifa base del crucero probablemente sea más barata al comparar con unas vacaciones en tierra. Los gastos adicionales que realices en tours, bebidas, tratamientos de spa y otros extras son los que determinarán cual es la opción que a ti te conviene.

Veámoslo un poco más a profundidad:

Elige un crucero si

– Deseas visitar varios destinos en una semana y tener muchas actividades para elegir cuando estés a bordo. En un crucero te despiertas y estás en otro país, con otro clima, otro lenguaje y otras costumbres, esto es algo fascinante de los cruceros.

[ Lee también: Crucero: vacaciones que se adaptan a tu presupuesto ]

– No piensas gastar dinero en extras, como excursiones en tierra, tratamientos de spa o cenas especiales. Los precios base de los cruceros suelen ser más bajos que los precios de los resorts porque las líneas de cruceros esperan que los pasajeros derrochen dinero a bordo.

[ Lee también: ¿Cuánto cuesta un crucero por el Caribe? ]

– No bebes. En un resort todo incluido, subsidiarás el consumo de alcohol de otra persona.

– Te gustan los espectáculos nocturnos estilo Broadway. Los espectáculos de los resorts – cuando los hay – tienden a ser más discretos, con artistas de la comunidad, o con actividades en las discotecas y clubes nocturnos del resort.

– Te gusta apostar. Pocos resorts todo incluido tienen casinos en sus instalaciones.

Elige un resort si

– Quieres unas vacaciones para relajarte totalmente, y no quieres realizar ningún tipo de actividades recreativas ni de turismo. 

– Quieres andar en traje de baño todo el día. La mayoría de las líneas de cruceros te exigen que te cubras para asistir al buffet.

– Deseas poder caminar por la playa al amanecer o al atardecer… o en cualquier momento que quieras. En un crucero, estás restringido a unas horas en el puerto; en un resort, la playa está justo en la puerta de tu habitación.

– Deseas comer y beber lo que se te antoje sin preocuparte por facturas sorpresas por consumo de cócteles y demás bebidas no incluidas en tu plan.

– Deseas realizar actividades deportivas y acuáticas. Si deseas pasar tus vacaciones practicando esnórquel, kayak y body surf, ahorrarás dinero en el resort donde se incluyan estas actividades, mientras que en un crucero te cobran por estas actividades en el puerto.

– Eres un ávido golfista o buzo. Puedes reservar en resorts dedicados a estas actividades, mientras que en un crucero sólo podrás practicar estas actividades en los días que estés en el puerto.

En conclusión

No puedes elegir tus vacaciones basándote sólo en el precio. Para determinar cuál es tu mejor opción tendrás que basarte en tus prioridades y hábitos de gasto. Tanto en un crucero como en un resort  tienes formas de ahorrar. Por ejemplo, si no pasas mucho  tiempo en tu habitación, puedes ahorrar quedándote en una cabina interior en lugar de gastar en una cabina con balcón o suite, la cual no aprovecharás.

Del mismo modo, si sólo quieres playa y descanso, y no estás buscando realizar actividades en grupo ni  quieres un despliegue gastronómico, entonces no es necesario  que te gastes una gran suma de dinero en un complejo turístico con todo tipo de comodidades.

En fin, la decisión es toda tuya, elijas lo que elijas, tan sólo me queda desearte unas felices vacaciones.

¡Un vídeo para ti!

Si estás en busca de sol, arena y playa, nada mejor que el Caribe, y en el Caribe tienes una de las islas que más representa el trópico: ¡Cuba! Date un vistazo por los 10 mejores hoteles todo incluido que esta isla tiene para ti…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.