¿Demasiado Gordo Para Viajar En Crucero?

demasiado gordo para viajar

Un joven francés fue discriminado por ser demasiado pesado para viajar en barco, avión o tren… ¿es esto justo?

Recientemente hubo una gran polémica en los medios internacionales por la difícil situación de un muchacho que sufre de obesidad,  a quien se le negó el traslado en avión, tren y hasta en barco en su intento de regresar de los Estados Unidos a su país natal, Francia.   

Su familia afirma que el joven fue objeto de discriminación a causa de su peso de 227 kilos (500 libras) y se le consideró «demasiado gordo para poder viajar».

En un artículo titulado “Too Fat To Travel? Man Rejected by Plane, Train and Cruise Ship» (¿Demasiado gordo para viajar? Un hombre es rechazado para viajar en avión, tren y crucero) la Associated Press escribe sobre Kevin Chenais, de 22 años de edad, quien se encuentra bajo tratamiento médico debido a un desequilibrio hormonal.

El joven Chenais estaba en los EE.UU. bajo tratamiento médico, y se encontró con un muro de contención cuando intentaba regresar a su país de origen.

La línea aérea British Airways lo consideró demasiado pesado ​​para volar. Buscando otra alternativa para regresar a Francia, Chenais acudió a Carnival Corporation, propietaria del barco de cruceros Queen Mary 2, quienes también se negaron a transportarlo a través del Atlántico.

En vista del inconveniente surgido, Virgin Atlantic se hizo cargo del caso y trasladó el joven al Reino Unido. Pero nuevamente kevin Chenais se vio en aprietos cuando el servicio de trenes Eurostar se negó a transportarlo a Francia, de acuerdo con informes de prensa.

La compañía de trenes alegó que el Sr. Chenais planteaba un riesgo para la seguridad  “de sí mismo, la tripulación y todos los pasajeros a bordo».

Gracias a la intermediación del personal consular francés, Kevin Chenais fue transportado en ambulancia a Dover, donde tomó un ferry con la empresa P & O Ferries. Un representante de la línea de ferrys dijo: «Es difícil imaginar la frustración por la que este joven ha pasado, pero, para nosotros es muy sencillo trasladarlo ya que estamos preparados para transportar a personas que tienen necesidades médicas».

Al ser  consultado al respecto, el  sr. Chenais, a quien se le rechazó su solicitud de una cabina en un viaje transatlántico desde los EE.UU. lo único que dijo fue: “no quiero hacer comentarios”.

La pregunta que nos queda hacer es: ¿Deberían las empresas de cruceros, líneas aéreas y trenes trasladar a los pasajeros obesos en cualquier circunstancia?  

La otra duda que me queda a mi es, ¿cómo hizo este muchacho francés para llegar inicialmente a los Estados Unidos? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.