¿Qué prefieres, un barco grande o uno pequeño?

un barco grande o uno pequeño

¿El tamaño importa?

¿Qué es mejor, un barco grande o uno pequeño? Esa es la pregunta que muchos viajeros se hacen cuando están planificando sus vacaciones en crucero.

En el artículo de hoy veremos las ventajas y desventajas que presentan tanto los megacruceros, como los barcos más modestos en tamaño.

Con tantas opciones en servicio, restaurantes, espectáculos, salones y demás, en los modernos y colosales barcos modernos, y con la experiencia más íntima y a menudo exclusiva de los barcos de menor tamaño, puede ser difícil decidirse entre uno y otro.

En este artículo he hecho una lista de los elementos que debemos considerar antes de decidirnos entre un barco grande o uno pequeño.

Nota del Editor: Para los efectos de este artículo, he considerado un barco “pequeño” a cualquier embarcación que transporta 1.599 pasajeros o menos, y barcos “grandes” a aquellos que tienen la capacidad para transportar 1.600 pasajeros o más.

Veamos pues, las ventajas y desventajas de los barcos grandes y pequeños:

Barcos Grandes

Número de pasajeros

Ventajas: Si eres de las personas que le agradan las multitudes, un barco grande puede ser tu opción ideal. En algunos barcos – como los de la Clase Oasis de Royal Caribbean – en los que caben más de 5.000 pasajeros por travesía, es poco probable que te encuentres con la misma persona dos veces en un crucero de una semana.

[ Lee también: Los nuevos barcos de Royal Caribbean para 2016 ]

Con tantos bares, salones, restaurantes y demás lugares de esparcimiento, es seguro que vas a encontrar uno o varios sitios ideales para ti, y así mismo vas a conocer muchas personas de distintas nacionalidades y costumbres.

Desventajas: Viajar en lo que esencialmente es una ciudad flotante puede llegar a ser abrumador para algunas personas, y por ende, muchos prefieren un ambiente más íntimo.

En un barco grande tendrás que hacer cola prácticamente para todo, para entrar al teatro o al buffet, para abordar y bajarte en los puertos de escala, y tendrás mucha suerte si logras encontrar una silla frente a la piscina.

Opciones gastronómicas

Ventajas: Si te aburres fácilmente comiendo en el mismo comedor cada noche, un barco grande es ideal para ti, pues tienes muchas opciones para cambiar de ambiente con cada comida.  

En un barco grande, puedes comer una noche sushi, comida italiana la próxima, francés la noche siguiente y mariscos o carne al día siguiente. Las posibilidades son casi infinitas, lo cual es una ventaja si buscas variedad tanto en la comida como en el comedor.

Desventajas: Es muy probable que tengas que desembolsar un dinero extra por comer en alguno de los restaurantes alternativos. A veces cuesta conseguir mesa en algunos de estos restaurantes, así que si estás muy ansioso por probar uno en particular, haz tu reservación con tiempo.

Entretenimiento y espectáculos

Ventajas: Los barcos grandes estàn equipados a todo dar, por lo que se deduce que tienen más opciones de entretenimiento. Desde comediantes, concursos y shows al estilo Broadway, a magos, películas y obras de teatro, por lo que siempre encontrarás algo en que entretenerte.

Desventajas: A veces es difícil decidir qué hacer y a dónde ir. ¿Será mejor ver una película en la terraza de la piscina o mejor me voy al salón de karaoke? ¿Si pierdo el show de esta noche, puedo verlo de nuevo en los siguientes días?

Además, algunos eventos te cobran la entrada, con lo cual puedes alterar tu presupuesto.  

Actividades a bordo

Ventajas: Además de las múltiples opciones de entretenimiento ya tradicionales en un crucero, como concursos en el área de la piscina, gimnasio, mini golf, jacuzzi, etc., añádele simuladores de paracaidismo, simuladores de surf o modernos toboganes de agua, y puedes estar seguro que los pasajeros de todas las edades tendrán algo en que entretenerse.

Ya que los cruceros gigantes ofrecen algo para todo el mundo, son una estupenda elección si te aburres fácilmente, o si viajas en grupos con diversos intereses o distintas edades.

Míralo de esta manera: bingo para los abuelos, espectáculos para mamá y papá y programación infantil para los más pequeños.

Desventajas: Cuando hay tantas opciones de entretenimiento, puede que te distraigas y te pierdas de algunas atracciones claves del barco por no saber por dónde empezar.

Barcos Pequeños

un barco grande o uno pequeño

Para algunas personas el tamaño si importa!

Número de pasajeros

Ventajas: Un barco pequeño, por lógica, lleva menos pasajeros. Es probable que notes las mismas caras una y otra vez cada día, y llegues a conocerlos muy bien al final de tu travesía.

Desventajas: Si eres de los que prefiere mantener un bajo perfil, un barco con un mayor número de pasajeros probablemente sea tu mejor opción. En un barco pequeño, un grupo de pasajeros muy entusiastas y rumberos pueden, o bien  alegrarte o bien amargarte la travesía.

Opciones gastronómicas

Ventajas: Muchos barcos pequeños, debido a lo limitado del espacio, sólo tienen un comedor principal, lo cual hace que, al haber pocos pasajeros, se ofrezca un servicio más personalizado, además de haber una mayor interacción entre pasajeros, como también con los tripulantes, creándose un ambiente familiar.   

Desventajas: Las opciones en el menú pueden ser escasas, sobre todo porque hay muy pocos restaurantes alternativos. Si eres de las personas que le gusta la variedad, debes estar claro que en un barco pequeño no tendrás muchas opciones de cambiar de ambiente.

[ Lee también: Ventajas de los cruceros pequeños ]

Entretenimiento y espectáculos

Ventajas: Probablemente no encontrarás casinos, obras de teatro o magos en un barco pequeño, pero tendrás espacio para actividades más educativas. Los barcos pequeños a menudo ofrecen seminarios de todo tipo, desde fotografía a cultura local. En ocasiones la línea de crucero invita a artistas locales para entretener a los pasajeros, entre estos invitados tienes historiadores, músicos o bailarines.

Desventajas: Si la historia y la cultura no es lo tuyo, es posible que tengas problemas para encontrar algo en qué ocupar el tiempo a bordo. Prepárate llevando algo interesante para leer.

Actividades a bordo

Ventajas: Debido a que los barcos pequeños no cuentan con la gran cantidad de servicios que ofrecen los barcos más grandes, la travesía se centra principalmente en los destinos visitados, en lugar de los propios barcos.

Eso significa que las excursiones son clave en las embarcaciones pequeñas, y a menudo se centran en la historia y la cultura de la región, por lo que es fácil para los viajeros sumergirse en el entorno y aprender mucho sobre los lugares que el barco visita.

También, debido a que son más pequeños, estos barcos pueden atracar en los puertos más recónditos, donde no pueden llegar los mega-cruceros.

Desventajas: Las grandes excursiones en tierra pueden hacer que sientas que necesita unas vacaciones de tus vacaciones. Prepárate a pasar un día de relax a bordo, descansando y tomándote las cosas  con calma si la travesía se torna demasiado agitada.

[ Lee también: Crucero a Alaska en un barco pequeño ]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.