Razones para hacer un crucero

razones para hacer un crucero

¿Sabías que hacer un crucero es la mejor manera de disfrutar verdaderamente de unas vacaciones inolvidables?

Digámoslo en forma simple: los cruceros son todo incluido (es decir, todo lo que consumas o hagas allí ya está pago), viajan a lugares exóticos y te brindan la oportunidad de desconectarte del mundo.

Sin embargo, vamos a profundizar un poco más al respecto…

Viajar en crucero es un tema polémico. Hay quienes están totalmente en contra de ellos y argumentan cosa como que, aparte de ser muy caros, lo único que se hace en ellos es comer (lo peor es que la mayoría de las personas de este grupo NUNCA han hecho un crucero y otros ni siquiera saben cuánto valen), mientras que hay otras personas que no imaginan otra forma de vacacionar que no sea en un barco. Probablemente conozcas al menos una persona de cada grupo.

Podemos decir que por cada opinión en contra de los cruceros, hay muchísimas más opiniones a favor. 

Seguramente tú tienes una opinión muy clara al respecto, pero en caso de que tengas tus dudas, aquí tienes unas buenas razones para darle una oportunidad a los cruceros.

[ Lee también: ¿Qué hacer antes de abordar un crucero? ]

Razones para considerar un crucero para tus próximas vacaciones

Los cruceros son más baratos de lo que se piensa

Salir de vacaciones puede ser una experiencia increíble, que te deja recuerdos de por vida. Pero, también puede dejarte una impresionante deuda que puede costarte lograr cancelar.

Estudios analíticos dicen que los estadounidenses gastan alrededor del 10% de sus ingresos anuales en vacaciones. Con eso en mente, no es de extrañar que la gente esté buscando maneras de vacacionar sin que se les vaya todo el presupuesto de 2 ó 3 años en una semana de vacaciones.

En un crucero puedes presupuestarte muy fácilmente, pues, como todo está pago, no te ves en la obligación de incurrir en gastos adicionales, a menos que así tú lo quieras, y eso ya será elección tuya.

Los cruceros te permiten viajar con un presupuesto establecido

Un crucero puede salirte tan barato como 50 dólares por persona por día (como precio base). Evidentemente, unas vacaciones de siete días por $ 350 por persona es una muy buena oferta.

En unas vacaciones convencionales, tan sólo en comida puedes gastar esos 50 dólares al día, mientras que en un crucero tienes desayuno, almuerzo, cena y toda la comida que quieras entre éstas, además, tienes traslado a puertos de ensueño, grandiosos espectáculos, instalaciones de primera (gimnasio, canchas deportivas, simuladores de surf, roca para escalar, y un gran etc.) sin que tengas que estar pagando nada adicional durante el tiempo que dure la travesía.

[ Lee también:  ¿Cuánto cuesta un crucero por el Caribe? ]   

Los cruceros son todo incluido

Los cruceros no sólo tienen un precio sorprendentemente bajo, sino que ese precio incluye prácticamente todo lo que necesitas.

Cuando por ejemplo, reservas un crucero con Carnival Cruise Line, la línea más popular del mundo, el precio incluirá tu camarote, todas las comidas (incluido el servicio a la habitación), entrada a espectáculos en vivo y el uso de las piscinas, gimnasio y demás instalaciones.

En general, lo único que tendrás que pagar son las excursiones adicionales que elijas hacer en los distintos puertos de escala, los servicios de spa, alcohol (hay algunas líneas de crucero que lo incluyen) y propinas.

Siendo así, esos $ 50 al día suenan cada vez mejor, ¿no es así?

[ Lee también: Lo que no se incluye en un crucero todo incluido ]

Los cruceros son sinónimo de unas vacaciones sin preocupaciones

Aunque se supone que las vacaciones deben ser relajantes, en ocasiones pueden convertirse en un verdadero calvario para quien las organiza. Unas vacaciones por tu cuenta por lo general incluyen planificar lo que vas a hacer cada día: encontrar hoteles, elegir restaurantes, determinar cómo te vas a transportar y mucho más.

Para cuando hayas terminado de planificar, ¡vas a necesitarás unas vacaciones para descansar de tus vacaciones!

Un crucero es diferente de eso en muchos aspectos. Una vez que haces la reservación, todo lo que tienes que hacer es presentarte allí. Si así lo quieres, puedes elegir algunas de las excursiones organizadas por la línea de cruceros que por lo general son guiadas, pero son opcionales.

Al abordar el barco te darán un cronograma de actividades a las que puedes asistir si lo deseas, o si lo prefieres, puedes tan sólo recostarse en la cama pidiendo servicio a la  habitación durante todo el viaje. Depende totalmente de ti.

En un crucero tienes la oportunidad de comer… y mucho!

Los cruceros son básicamente un gran buffet las 24 horas del día. Los cruceros son famosos por su excelente gastronomía y por la abundancia y variedad de platos que allí se sirven.

Dependiendo de la línea de cruceros y del barco en el que viajes, tendrás una amplia opción de comidas informales y elegantes, así como servicio a la habitación las 24 horas del día.

En un crucero conocerás gente interesante

En un crucero viajan todo tipo de personas, de todas las nacionalidades y de todas las edades. Son muchos los que han conocido a su pareja en un barco que navegaba por el Caribe, muchos negocios se han concretado entre emprendedores que viajaban por el Mediterráneo y que coincidieron con personas afines en un barco de Royal Caribbean, en otros nació una amistad que trascendió luego de finalizada la travesía.

En fin, ábrete a conocer personas de distintas partes del mundo y de distintas culturas y verás lo enriquecedora que será tu experiencia.    

En un crucero tendrás la oportunidad de ver algunos de los lugares más hermosos del mundo

Cada crucero se detiene en al menos un puerto, y dependiendo de la duración de la travesía pueden ser muchos más. En cada uno tendrás una variedad de excursiones disponibles que te permitirán explorar monumentos históricos, playas cercanas, ruinas antiguas y mucho más.

Lo que te faltará será tiempo para conocer tantos lugares, así que lo más probable es que te quedes con ganas de más. 

Desde la costa de Alaska hasta las playas de las Bahamas y las ruinas aztecas de México, definitivamente hay un destino para ti.

Realmente te vas a desconectar

Si lo que quieres es desconectarte de todo y de todos, y olvidarte por unos días de lo que sucede en el mundo, entonces hacer un crucero es la opción perfecta para ti.

Tu teléfono no funcionará en alta mar, y el wifi puede ser costoso e irregular. Así que, a diferencia de otros destinos donde es fácil caer en la tentación de «déjame echar una última revisadita a Instagram», un crucero te llevará a desconectarte por completo.

[ Lee también: ¿Vale la pena conectarse en alta mar? ]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.